ABQ BioPark

BioPark anuncia la vacunación de sus animales más vulnerables al COVID-19

Ninguno de los animales del BioPark ha tenido reacciones adversas a la vacuna, que pueden incluir letargo y enrojecimiento en el lugar de la inyección.

shutterstock

ALBUQUERQUE - En junio, BioPark recibió 60 dosis de la vacuna Zoetis y a finales de mes comenzó a vacunar a sus grandes felinos y primates en contra del COVID-19. Con esta distribución inicial de vacunas, que requirió una dosis de refuerzo luego de tres semanas, BioPark pudo vacunar a 30 animales.

Algunos de los primeros en vacunarse en el BioPark fueron los gorilas, orangutanes, leopardos de las nieves, nutrias, guepardos, Bunga el tigre, Ken el león y los chimpancés. Los animales fueron escogidos en base a su susceptibilidad al virus.

Según la institución, cada uno de los tres leopardos de las nieves del zoológico fue vacunado porque se descubrió que el COVID-19 es particularmente mortal entre estos animales en los zoológicos. Mientras que, los primates, especialmente los grandes simios y felinos también son susceptibles, lo que también los volvió en una prioridad para recibir la vacuna.

Las dosis de vacuna fueron donadas por la farmacéutica Zoetis, quienes se dispusieron a distribuir dosis de su vacuna experimental a zoológicos de todo el mundo, de los cuales al menos 70 instituciones la recibieron. Aunque, el ABQ Bio Park aseguró que hizo una investigación exhaustiva sobre la efectividad y el impacto de la vacuna en los animales, antes de usarla. Añadieron que incluso hablaron con veterinarios de otras instituciones acreditadas por la AZA sobre los posibles efectos secundarios.

“Obviamente, no vamos a dar algo a estos preciosos animales en peligro de extinción si no es seguro”, manifestó Carol Bradford, veterinaria senior de ABQ BioPark.

Por otro lado, las vacunas no son nada nuevo en el BioPark. Dependiendo de la especie, el zoológico vacuna a sus animales en base a las enfermedades más probables en afectarlos. Los gatos reciben una vacuna combinada felina, los caninos reciben una vacuna contra el moquillo, algunas aves reciben una vacuna contra el Nilo Occidental, las cebras y los rinocerontes reciben una vacuna combinada y los primates se vacunan contra el tétanos. Además de que casi todos los mamíferos están vacunados contra la rabia.

Explicaron que además de las vacunas, su programa de atención preventiva también incluye análisis de sangre, radiografías, ultrasonidos y atención dental.

“Con la mayoría de las enfermedades, se prefiere prevenirlas que tratarlas. No queremos que nuestros animales se enfermen o que potencialmente transmitan algo a otros animales o a una persona", comentó Bradford.

El parque ha tomado medidas preventivas para proteger a sus animales contra el COVID-19 desde 2020. Esto incluye ajustar el recorrido de los visitantes alrededor de los grandes felinos para mantener a los visitantes un poco más alejados. Los cuidadores de primates y gatos han seguido enmascarando y usando guantes protectores mientras trabajan con los animales. Además de que, los recorridos tras bastidores para grandes felinos y primates no se han reanudado para proteger aún más a estos animales.

Ninguno de los animales del BioPark ha tenido reacciones adversas a la vacuna, que pueden incluir letargo y enrojecimiento en el lugar de la inyección.

Contáctanos