Crimen en Albuquerque

Enfrenta una posible deportación a Cuba tras múltiples acusaciones de posesión de drogas

El acusado ingresó a los Estados Unidos en 1995 bajo una libertad condicional de “interés público” de dos años de Cuba.

shutterstock

ALBUQUERQUE – Alexander M.M. Uballez, el fiscal de los Estados Unidos para el distrito de Nuevo México, anunció este jueves la sentencia de Ali Godoy, de 51 años, tras haberse declarado culpable de un cargo de posesión de fentanilo, posesión de metanfetamina y ser un delincuente en posesión de un arma de fuego.

El 4 de abril, los oficiales del grupo de trabajo de la Oficina del Distrito de Albuquerque de la Administración para el Control de Drogas (DEA) y el Departamento de Policía de Albuquerque (APD) ejecutaron una orden de allanamiento en el apartamento de Godoy en Pennsylvania Street en Albuquerque. Durante la búsqueda, los investigadores localizaron más de 72 gramos de pastillas de fentanilo y más de 99 gramos de metanfetamina en una caja fuerte y una bolsa en la habitación de Godoy. Los investigadores también encontraron una pistola calibre .45 que había sido robada y cargada con ocho rondas de municiones, y un rifle calibre 7.62 que estaba completamente cargado con un cargador de alta capacidad que contenía 17 rondas de municiones.

Asimismo, según informaron, Godoy, originario de Cuba, fue condenado previamente en Texas en 1996 por posesión de sustancias controladas, en Florida en 2002 por entrega de cocaína y manipulación de pruebas y en 2005 por agresión agravada y posesión de un arma de fuego tras ser un delincuente convicto. Mientras que en Nuevo México, lo condenaron en el 2000 por manipulación de pruebas y falta de comparecencia, en 2001 por posesión de sustancias controladas y manipulación de pruebas y en 2010 por posesión de sustancias controladas.

Este jueves lo sentenciaron a 10 años de prisión y 4 años de libertad supervisada. Además de esto, la Corte recomendó que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas iniciara los procedimientos de deportación durante el cumplimiento de la sentencia de Godoy. El acusado ingresó a los Estados Unidos en 1995 bajo una libertad condicional de “interés público” de dos años de Cuba.

Informaron que al ser un delincuente previamente condenado, Godoy no puede poseer legalmente armas de fuego ni municiones.

Contáctanos