Salud de Nuevo México

Un estudio revela la odisea de pacientes de Medicaid al querer programar una cita por teléfono

El estudio destacó que, en aproximadamente la mitad de las llamadas, no se pudo programar citas debido a listas telefónicas inexactas o mensajes de voz que no fueron devueltos.

shutterstock

SANTA FE — Un estudio de “compradores secretos” demostró que los pacientes médicos no pueden programar facilmente citas por teléfono a través de los proveedores de Medicaid en Nuevo México, incluso cuando el gobierno estatal y federal gasta $8.8 mil millones anuales en el programa de atención médica que sirve a casi la mitad de los residentes del estado.

La oficina de presupuesto y rendición de cuentas de la Legislatura presentó sus hallazgos este martes a un panel de legisladores como evidencia de una red inadecuada de proveedores de atención médica.

La agencia encuestó a proveedores privados de servicios de atención médica de Medicaid, así como a proveedores de asesoramiento sobre adicciones y salud mental. Alrededor del 13% de los intentos de agendar una cita tuvieron éxito.

Ante esto, el estudio destacó que, en aproximadamente la mitad de las llamadas, no se pudo programar citas debido a listas telefónicas inexactas o mensajes de voz que no fueron devueltos.

Asimismo, añadieron que, cuando se contactó por teléfono a los proveedores de atención médica primaria, más de una cuarta parte no aceptaba nuevos pacientes o había abandonado la práctica médica mencionada.

Además de esto, el estudio encontró que los pacientes que pudieron conectarse con los proveedores de atención de Medicaid se enfrentaron a listas de espera u horarios de citas que excedían los requisitos contractuales.

La encuesta de protección al consumidor fue parte de una evaluación más amplia del programa que indica que los residentes de Nuevo México inscritos en Medicaid no están utilizando más servicios incluso cuando la inscripción y el gasto en el programa han aumentado.

La inscripción en Medicaid ha aumentado un 16% desde 2019, mientras que, el gasto aumentó un 56% durante el mismo período. Aunque el uso por paciente de ciertos servicios de atención física de Medicaid disminuyó o se mantuvo estable.

Contáctanos